5. Los nuevos turistas

 El prototipo de turista que visita la Argentina, parece haber cambiado. Los destinos más comunes de estas personas solían ser las Cataratas, el Perito Moreno, los viajes a saborear el fruto de las vides en Mendoza, etc. Ahora, aunque cueste creerlo, nos visitan para tratar de entendernos. Este comentario surge debido a otro encuentro ocasional que tuve regresando de Múnich. En esta oportunidad, mi compañero de viaje era un señor muy alemán, sociólogo de unos 40 años. Me dice que viaja a la Patria con el objeto de entender y desentrañar el “misterio argentino”. Ante la posibilidad de que pretenda iniciar un interrogatorio Shuna-like, le indico que estoy exhausto y que prefiero dormir.

 

Cierro los ojos intentando dormitar pero, los poco misericordiosos   dioses arrean mis neuronas a repasar los últimos 15 días.  Si bien soy un amante del orden, debo reconocer que idiosincrasia teutona es mucho para mí. Tanta rigidez, tanta devoción alienante frente al trabajo, et.  Son mucho para mí. Está claro que, aunque con 100% de genes europeos, mi argentinidad es más fuerte. Siento pena por mi compañero de viaje, va inocentemente camino a un fracaso rotundo. Como podrá su espíritu germano entender lo que nos sucede. Repaso mentalmente algunas cuestiones recientes.

El alabado y nunca bien ponderado Jefe de Gobierno de CABA se ha pasado años reclamando la fusión de la Federal con la Metropolitana, finalmente lo logro, Hurra!!!.Ahora tenemos miles de efectivos para que, sin dudarlo un instante , entreguen el control de la ciudad a piqueteros , vendedores ambulantes y a cuanto sujeto quiera cortar una calle. Horacio, ¿para que tanto presupuesto? si al trafico lo dirigen los muchachos de la Corriente Clasista y Combativa, quienes elegantemente uniformados con capuchas y bien armados con palos ordenan el tránsito en el Obelisco , mientras deciden quien puede o no pasar. Seguramente el pobre Jefe no vio nada, se dice que tenía los ojos tapados por el peluquín que piensa estrenar para la campana. Mientras tanto, no muy lejos de la 9 de Julio, buena parte de la Pcia. De Buenos Aires inundada hasta la cintura. Sorprendente! No recuerdo cuantas veces CFK inauguró las obras protección fluvial. ¿cómo es que igual   se inunda? Rápidamente viene a mi mente que el ejecutor de las obras era Lázaro. La sorpresa me abandona.

Ya un poco aterrado, asalta mi pensar  el tema de los conflictos de intereses, el Correo, Avianca, Calcaterra, el tipo que está en la ex Side. Es casi un deja vu, es casi como Los Sauces, los alquileres de Cristóbal, los 35 palos verdes que se “ perdieron” en las universidades (sic) que financió de Vido.

El enano K que suele visitarme de a ratos me increpa: No te olvides de los 50 funcionarios denunciados en un año y medio de gobierno. A este ritmo, van a tener mas procedas que nosotros. NO LO PERMITIREMOS, a nosotros nadie nos va a quitar los records.

Intento dormir un poco, éxito nulo. Nuevamente Patri B. aparece en el escenario. Resulta ser que en el mismo avión en el que viajó el Presi, viajaron también miles de pastillas de éxtasis, un logro mayúsculo de la gente de Seguridad Nacional.    Es aquí donde Patri pone su toque de sabiduría. Esto demuestra claramente, dice, que MM tiene que viajar en un avión privado. Ahora, de extremar controles, hacer inteligencia, capacitar a la Policía Aeroportuaria, poner más scanners ni hablar.

WTF, esta mujer es ‘única.

Veo al teutón inmerso en su ipad y el recuerdo de Shuna salta inmediatamente. En un acto de piedad decido darle mis datos, estoy casi seguro que en un par de meses me va llamar para que lo saque de un manicomio.

4. Febrero

Salta

 

Ezeiza, remis, casa. Esforzadamente cargo la valija en el ascensor. La puerta de casa se resiste a ser abierta. Innumerables facturas se apilan intentando impedir mi ingreso. Las derroto y me abro camino. Una vez que comienzo a mirarlas, el derrotado soy yo. Los números se han multiplicado por cien desde la última vez. Me detengo en la que ha llegado desde la municipalidad. Me pregunto qué porcentaje mi dinero, destinara Larreta a pagarle a los manteros, inmigrantes ilegales, que no cumplen la ley y nos joden la vida a diario cortando las calles. Lo increíble es que se sienten con el poder suficiente para extorsionar a toda la ciudad, y quien debería defendernos capitula en lugar de defendernos.

 

Habiendo desarmado los bultos traídos, me decido, post ducha, a chequear mensajes. Para mi alegría, encuentro un mensaje de Shuna. Por lo que cuenta, ha conseguido que le prorroguen la beca, y ha alquilado un PH en Núñez. Como no podía ser de otra manera, una mujer brava como como ella, no podría vivir en otra calle que no fuese Juana Azurduy. Me invita a un “brunch“ el domingo a las 11 en punto, recalca.

 

Domingo por la mañana, extrañamente me despierto temprano. Camino por Callao y decido tomar un café y hojearlos diarios en Clásica & Moderna. Aburrido ya de hacer tiempo, emprendo la travesía a Núñez, a sabiendas de que llegare algo temprano.

 

Parado frente a casa de Shuna, y antes de poder tocar el timbre, me abre la puerta un joven gigantesco con aspecto de segunda línea de Matreros. Dice buen día al pasar y desaparece. Avanzo por un estrecho pasillo hacia el departamento 3. Golpeo suavemente la puerta que, se abre con violencia mientras Shuna pregunta “ ¿Que te has olvidado?” (Ruego nuevamente al lector que use su imaginación para, hacer sonar en su mente ese acento tan peculiar).

 

Se sorprende al verme, sonríe tímidamente mientras dice: has llegado ante de tiempo. Me detengo a mirarla, está envuelta en una bata de toalla blanca, cuestión que resalta lo oscuro de su piel y su cabello húmedo enmascara sus rulos.  

 

Quedo recorriendo con la mirada su nueva casa mientras la dama huye a vestirse. Existe un toque internacional en su morada, lo cual tiene bastante sentido. Hay fotos de Gardel, de Obama , otras de su familia y, lo que más me llama la atención es un poncho salteño extendido sobre un sillón.

 

La joven reaparece , y se dirige a la cocina. No pudiendo reprimir mi curiosidad pregunto- ¿ el muchachito que me cruce en el pasillo, es el novio abogado?. No, contesta. Ese era muy aburrido, este es mucho más “wild”. Me llevo a Salta la semana pasada, bello lugar si los hay.

 

Confieso que no deja de sorprenderme. Surge de la cocina un olor fuerte, meloso. Al preguntar de que se trata y me dice que está preparando un Hot Brown, comida típica de sus pagos. El menjunje es pollo frito con tocino crema de choclo y pimientos. No tengo idea de cómo voy a hacer para tragar eso a esta hora.

 

Ya sentados y luego de relatar brevemente su visita a Salta y su pasión por el locro, comienza el siempre esperado y nunca deseado interrogatorio.

 

Sin perder tiempo pregunta si voté a Macri, a lo cual contesto afirmativamente. Pero eres muy crítico de su gestión, ¿verdad? Vuelvo a asentir. Entonces, ¿porque lo votasteis?. Un poco molesto, pregunto: ¿A quien votastes vos en USA?. A Hillary obviamente, responde con cierto enojo.

 

Te parecía que Hillary era una persona inmaculada y era tu mejor opción dentro de los demócratas – inquiero.

 

-Claro que no, pero antes de Donald cualquier cosa.

 

-Acabas de contestar tu propia pregunta, indico.

 

- ¿ Qué es lo que te molesta?

 

-  A decir verdad no estoy molesto, estoy decepcionado y por el otro lado enojado. Decepcionado por que Cambiemos no ha cambiado nada sólo las formas; y enojado de lo ingenua o soberbia que esta administración.

 

- Es cierto, me dice, hay cosas que son muy bizarras, lo del helicóptero y ni que hablar del Correo. Mucha torpeza o soberbia, coincido. Asevera con firmeza.

 

Cuenta lo confundida que la tiene la realidad política nacional. Tomemos por ejemplo a Sergio Massa , se explaya. Hice algo de investigación sobre ‘el. Fue candidato de la UCEDE, la derecha de la derecha, Jefe de Gabinete de Cristina K, la izquierda anti imperialista recalcitrante y ahora la juega de social demócrata.? ¿Cómo se puede cambiar tanto e ir de un extremo al otro? . Lo que más me llama la atención es como la sociedad argentina tiene tan poca memoria y como es que la prensa no desenmascara a estos personajes.

 

-        Ah bueno, si es por eso ningún político local sobreviviría, le indico.

 

-        Pero no puede ser, parecería que no hay coherencia en el pensamiento y solo se buscan bancas y ministerios.

 

-        Creo haberte nombrado alguna vez a Patri B. Si quieres escribir una tesis sobre el camaleonismo(sic) nacional, es el mejor ejemplo. Es más, podrías escribir otro trabajo el funcionario incompetente, también te puede servir modelo.

 

Se levanta y ofrece más café, prefiero jugo contesto, el Hot Brown me ha dado muchísima sed.

 

Retoma el tema del viaje a Salta, cuenta que la provincia es bellísima, pero, que también ha visto muchas carencias y lugares de extrema pobreza. Al parecer, estando allí, se enteró que el Gobernador mientras tanto veraneaba en Punta del Este. Sigo sin entender, comenta. ¿Nadie se rebela frente a esto?- pregunta una vez mas . Alzando los hombros, contesto no sé.

 

Por qué siempre alzas los hombros al contestar sin convicción.

 

Alzando los hombros le  contesto: No tengo idea.

Resultado de imagen para fotos de salta

3. Shuna : Primer mes en las Pampas.

 

 

Tomaba el escriba una cerveza helada al pie de las sierras cordobesas cuando, el celular comenzó a sonar insistentemente. Un acento confuso si los hay, rápidamente delato’ a quien, muy alegre, llamaba para desearme Feliz Año nuevo: Shuna.

 

Muy exaltada procuraba contarme sus experiencias vernáculas por teléfono, que como todos sabemos, es un servicio deja mucho que desear en estos pagos. Corte la comunicación de manera amable.   Fijamos un encuentro en Buenos Aires a mi regreso, y volví a poner mi atención en jamón serrano que tenía enfrente.

 

Regresar a la Capital en enero nunca es agradable, el calor y la humedad tornan la existencia intolerable. El único consuelo que quedaba era encontrar una ciudad semi vacía, la cual se podía transitar con cierta tranquilidad. Este año, hasta ese pequeño placer se ha perdido. El caos es rey y señor de las calles, piquetes, paros sorpresivos en los transportes públicos, manifestaciones varias, en complicidad con el calor han transformado la ciudad en un verdadero infierno. Literalmente.

 

Siete de la tarde, camino Palermo Viejo hacia un encuentro con Shuna, quien me ha citado en un barcito cerca de la plaza. La distingo a la distancia sentada, libro en mano en una mesa sobre la vereda. Me ve llegar, se pone de pie y me saluda con un beso. Primera de las muchas sorpresas de la tarde. Me acomodo, le pregunto que está leyendo y me muestra un libro de Eduardo Mallea. Lectura imprescindible le digo, esboza una sonrisa y llama al mozo por el nombre. ¿Se habrá convertido en clienta regular del lugar? El mozo y la dama comienzan un entretenido dialogo, es aquí donde empiezo a observarla con mayor atención. Se la ve diferente, sus académicos anteojos blancos han sido reemplazados por unos tipo Lennon de color azul rabioso, se la ve un poco más delgada   , esta vestida  con una blusa floreada con un escote pronunciado y zapatos con plataforma , muy adornados con flecos. En nada se parece a mi compañera de viaje.  Habiendo finalizado el pedido de bebidas, arranca con un relato confuso donde se mezclan periodistas, la facultas, Carilo, museos, fiestas a la madrugada y cientos de cosas más.    La llegada de los tragos interrumpe, piadosamente, la catarata de palabras. Shuna digo, que tal si me cuentas las cosas en orden cronológico, así no puedo seguirte el ritmo. Tenes razón dice, mientras se lleva a sus enormes labios el vaso de Fernet con Coca. ¿Fernet,? , ya te has argentinizado totalmente, comento. Por su puesto, che, dice con ese acento tan extraño y tan suyo. Comienza ahora sí, un relato un poco más ordenado. Habla de su primer día en la Facultad. Aparentemente creyó que se había equivocado de dirección. No podía creer que un edificio tan sucio, lleno de paredes pintadas y carteles pegados por todas partes fuese un centro académico.    Intento explicarle que es la manera en que la gente muestra su descontento. Frunce el rostro y con voz enérgica dice: No eso no es protestar, eso es hacer daño por el daño mismo. He protestado cientos de veces contra el racismo, a favor de los derechos civiles, etc., etc. y jamás he ensuciado nada. Aquí la educación es gratuita y no lo valoran. Me voy a pasar diez años pagando el préstamo que tuve que sacar para pagar mi educación. No se entiende, remata. Recupera la compostura y relata lo bien que fue recibida por los profesores y por sobre todas las cosas por sus pares. Me han llevado a recorrer toda la ciudad, bellísima – confiesa. Los museos son geniales, las fiestas de madrugada son increíbles y los asados los domingos no tienen parangón. Los argentinos son la gente más cálida que he conocido! Hace una pausa para ocuparse del Fernet. Mucha joda parece, pero de la tesis ni hablar, ¿ Verdad? No es cierto, responde. Devoro todos los periódicos cada mañana, he ido al Archivo Nacional muchas veces, cuestión que consume mucho tiempo, prácticamente nada está informatizado, he visto casi todos programas políticos que dan por TV. Interrumpo su relato y pregunto: ¿qué te parecieron?

 

Son muy diferentes, contesta, hay uno donde se juntan como veinte personas que se gritan y hablan todas a la vez. No lo veo más porqué mi, castellano no es tan bueno para poder entenderlo. Los lunes disfruto mucho los comentarios de un tipo alto, pelado, que tiene un poder de síntesis envidiable. Los martes, hay otro programa que conducen padre e hijo. No me gusta nada, agrega. El padre me parece muy vulgar y el hijo terriblemente pedante.   No hay duda que son oficialistas, las entrevistas que le hacen a los funcionarios son casi infantiles. El buen periodismo debe ser imparcial.

 

Eso acá no sucede, susurro.

 

Hace una pausa, y agrega, me olvide decirte que con el pelado estaba un señor muy aburrido hablando de economía, a ese lo nombraron ministro hace poco. Hago un silencio piadoso como para que recupere el aliento, pero continúa con un discurso que parece será interminable. La verdad es que no puedo dejar de admirar la pasión y la excitación que le pone al tema:  Cosa rara en un gringo.

 

Pido algo para picar, no me cae bien tomar alcohol con el estómago vacío. Shuna retoma el relato, tengo que confesar a quien más me gusta escuchar es a Cristina, dando un nombre propio por primera vez. Jovencita, protesto muy molesto, eso es inadmisible en gente lucida como vos.

 

Sonrojada replica, no Cristina K, Cristina Perez . Se pronuncia Pérez , corrijo. Es uno de los apellidos más comunes del país, por otro lado, no sé quién es. Sin salir de su asombro explica, es famosa en la televisión   y tiene un programa de radio por la noche, que es una delicia.

 

Alzo los hombros y vuelvo a decirle que no la conozco.

 

Llega entonces el momento más temido. Cambian el tono de voz y buscando complicidad, dispara: necesito hacerte unas preguntas.

 

Intento zafar contestando que, debería evacuar sus dudas con sus profesores y no conmigo.

 

Se disculpa diciendo, que no quiere ofender a nadie y que le da cierto pudor preguntar cosas que a todas luces le parecen absurdas.

 

Resignado le doy lugar a que me interrogue solo dos veces.  

 

Ok, agradece.

 

Primera cuestión: Estuve leyendo todo lo que pude sobre los piquetes y, parece que hay una ley para impedirlos o al menos controlarlos. El alcalde de Buenos Aires acaba de decir que en el futuro se va poner a trabajar en eso, pero la ley ya está vigente. ¿Un alcalde que se jacta de no hacer cumplir la ley? ¿No cumplir la ley no es delito? Intento explicar lo inexplicable, acá la ley es elástica, generalmente quien está en el poder la interpreta como le conviene. Sin entender (con razón, la cuestión es inentendible), inquiere ¿ Lo Lex dura Lex no funciona acá?. Ah no, aquí te pongo un límite, de la justicia hablamos otro día.  Un poco cansado, la invito a pasar a la próxima y última pregunta.

 

Segunda cuestión: Tomando impulso y con cierta cautela   pregunta si hay alguna ley o costumbre en el país de que líderes religiosos deben formar parte del gobierno. Respuesta fácil contesto, no definitivamente no. ¿te parece que paguemos y vamos? Sigo sin entender dice, omitiendo sin mucha elegancia mi sugerencia. El narcotráfico y el cambio climático son problemas globales, coincidimos ¿verdad? Asiento con la cabeza.  Entonces. ¿cómo se explica que la administración anterior nombrara a un cura católico a cargo de una oficina anti drogas y que esta nombre a un rabino como ministro de cuestiones ambientales? Revisé los antecedentes de ambos y ninguno tiene experiencia en los temas que les compete. Tiene que ser por cuestiones de diversidad de culto, no hay otra forma de explicarlo, concluye. Le reitero que no, y con vergüenza admito que son decisiones que toman los gobernantes que supimos conseguir.

 

Antes de despedirnos me dice que se va a encontrar con su “boyfriend”. No puedo evitar pensar, que rapidita la morocha!

 

Ya en casa, me asalta la duda sobre la Srta. o Sra. Pérez. Le tengo mucho respeto intelectual a Shuna, si tanto le llama la atención esta mujer, por algo será. Decidido a sacarme la duda prendo la radio a la hora indicada.

 

No puedo salir de mi asombro, la desconocida Cristina P. (al menos para mí ), tiene una voz melodiosa, un discurso que te envuelve y te atrapa, y un léxico infrecuente en los medios.

 

Termina el programa, resisto la tentación de ir a la laptop y googueliarla (sic), no le quiero poner rostro a esa voz tan perfumada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Regreso : Las primeras sorpresas de Shauna

IAD, el aeropuerto de Washington D.C. es, casi siempre, el preludio del regreso a casa. La estructura de hormigón, alta y feísima, sirve sin embargo de acogedor refugio, para escapar de la ventisca y la aguanieve que azota la zona.

Todavía bajo la influencia de las largas jornadas de trabajo, los hoteles y los viajes, arrastrando los zapatos llenos de barro, nos dirigimos a hacer el Check in. En la fila, diviso un par de niñitos acompañados de sus madres. Corre un frio en la espalda, el recuerdo de Mami Barrio Norte y sus príncipes, surca la memoria.

 

Esta vez, todo en orden. El pasaje se va acomodando en la cabina, sólo una leve discusión entre la azafata y un compatriota que se queja porque no le entra su plasma de 196” en el compartimento superior, y es obligado a despacharlo.

Muy acomodado en mi asiento, veo de escucho una voz, con acento sureño muy marcado, pedirme permiso para ocupar su butaca. La miro, es una mujer morena, de unos veinte largos, figura algo rellenita y grandes anteojos. Me levanto, la dejo pasar y veo como mira de reojo el libro que estaba leyendo que he dejado sobre la butaca.

Una vez acomodada en su lugar, extiende su mano y me dice: Hi, I am Shuna. Respondo el saludo y me presento. Esboza una sonrisa, se calza los auriculares y pone toda su atención en su iPad.

El vuelo transcurre con inusual tranquilidad, llega la cena y casi como obligación comienzo una trivial conversación con mi circunstancial acompañante. Me cuenta que es de Alabama, que termino el College en William and Mary, y luego fue a NYU a terminar su PhD. en Ciencias Políticas. Todo esto dicho en un español con acento rarísimo y, hasta diría con cierto toque aportenado . Cuando pregunto acerca de esta situación, me dice que sus vecinos eran argentinos (refugiados en USA, post De la Rúa), y que de ellos aprendió la lengua, a tomar mate y disfrutar del dulce de leche. Continua su relato diciendo que es debido a ello que se interesó en América Latina y muy especialmente en Argentina. No salgo de mi asombro, al ver lo radiante y ansiosa que está en llegar a Buenos Aires, para comenzar un estudio de “in situ” sobre la situación política actual. Nos deseamos buenas noches y cada uno a dormir.

Aterrizados nos despedimos, le deseo suerte y le extiendo mi tarjeta, en caso de que necesitase algo durante su visita.

Luego de habitual travesía por Migraciones y Aduana, huyo raudo a encontrar al remise que me espera para llevarme a casa. Camino al estacionamiento, veo a Shuna con su equipaje y celular en mano. Le pregunto que está haciendo y muy ingenuamente contesta: Llamando un Uber. Intento explicarle que nos una buena idea llamar a Uber en Ezeiza. Le cuento que en algunos casos los choferes de Uber son atacados por los taxistas, etc. No creí pertinente explicarle cómo se maneja el tema de los taxis en el Mtro. Pistarini. Le ofrezco a que me acompañe y no sin salir de su sorpresa, acepta.

Ya en la autopista camino a CABA, el trafico comienza a hacerse muy lento hasta detenerse. Un piquete, dice el chofer. Shuna pregunta ¿Que es un piquete? Le explico que es gente descontenta por algo, que decide cortar calles avenidas o rutas para ser tenida en cuenta. ¿Pregunta nuevamente, es eso legal?, le contesto que no. Mira hacia arriba y cada vez más confundida guarda silencio. Rompe el silencio el chofer diciendo son los de la Corriente Clasista y Combativa. Efectivamente podemos ver a un grupete de señores enmascarados con palos y garrotes, quemando cubiertas sobre la autopista y como en la Marcha de San Lorenzo “al viento desplegado su rojo pabellón”. Empiezo a percibir cierta angustia en Shuna. Un grupo de caminos con tropas se acercan, el personal armado pone pie en tierra y se dirige a los manifestantes. Que suerte, llego SWAT, esboza mi nueva amiga, con cierto alivio.  Le explico que es Gendarmería, policía de frontera. Luego de pensar unos segundos, inquiere: Pero el país más cercano es Uruguay, ¿verdad? Y para eso hay que cruzar el Rio de la Plata. Contesto afirmativamente.? ¿Y quién cuida las fronteras entonces? Ya no sé qué responderle. ¿Quién da este tipo de ordenes? La ministra de Seguridad, respondo, Patri B. ¿Y quién es? Ya fastidiado le pregunto qué estudió durante sus años en NYU. ¿Experta en Cuestiones políticas argentinas y desconocer a Patri?, un papelón. Sonrojada, Shuna se disculpa, y me pide que le explique. Comienzo con el cuento, era Montonera, después pasó de un partido a otro, etc.  Alzando la voz interrumpe. ¿Los montoneros no eran terroristas de izquierda en los 70?. A mi respuesta afirmativa, repregunta ¿El de Macri no es un gobierno de centro derecha?, vuelvo a contestar que sí. Incomprensible dice murmurando mientras mira por la ventanilla, a un oficial de Gendarmería, rogándole al jefe piquetero que desaloje la ruta.

No volvió a emitir palabra en las casi dos horas que, bajo el implacable sol de diciembre, esperamos hasta poder volver a ponernos en marcha.

La dejamos en un petit hotel en Palermo, agradeció el viaje y antes de bajar hizo su última pregunta. ¿Para qué pintan líneas de tráfico en las calles si nadie las respeta? Pensé contestarle que era un subsidio para las fábricas de pinturas o que los subsidios son un deporte nacional, pero, al solo efecto de no confundirla más, alzo los hombros y me despido.

 

 

 

1. El vuelo

Aeropuerto germano atiborrado de gente, muevo disimuladamente la cabeza para todos lados evaluando el pasaje. Hasta aqui, nada fuera de lo esperable. Ya imagino una copa de vino luego de la cena y luego una noche tranquila que me permita recuperarme de una intensa semana de trabajo con los inoxidables "Hunos". Me alegro de haber decidido pagar algunas rupias más, por un asiento más cómodo y me excita el saber de que el descanso está cerca. Embarcamos, mi compañera de viaje es una Señora con fuerte acento caribeño, de unos 60 años, gentil y con apariencia de haber sido o ser diplomática. Todo sobre rieles hasta que, aparecen ellos.

Un matrimonio ingles con sus mellizos y  una dama en sus cuarenta, con marcado acento argentino y un look muy Barrio Norte/ Country de Pilar. La dama, quien se mueve y actúa como una reina, viene acompañada de tres principes , cuyas edades oscilan entre los 3 y ocho abriles. El llanto de los mellizos y el griterío provocado por los principitos, comienza apenas iniciado el despegue. Mientras cenamos, intento seguir una conversacion con mi caribeña acompañante ocasional, misión imposible, los mellizos gritan y los principitos galopan los pasillo con impunidad. Se apagan las luces y la cabina se apresta a conciliar sus sueño, pero lo que la cabina no sabe es que Morfeo no pasara la noche con la mayoria de sus ocupantes. Luego de un par de horas de ajetreo juvenil de altos decibeles, la muy educada  Sra. Caribeña acude a una azafata en busca de algo de orden, La noble joven se acerca entonces a la pareja de ingleses en tratando de estos algo hagan con sus niñitos. Fieles a su estilo muy British , contestan muy cortésmente que se ocuparan y luego siguen haciendo lo que quieren, es decir seguir durmiendo. Bien ingles, te invito a tomar el té, te saludan cordialmente y se cagan en vos. Y en resto del planeta . Esta es una de las tantas cosas que la ingenua Canciller Malcorra todavia No aprendió. En estos sujetos no se puede confiar. . La azafata se dirige ya algo consternada hacia su segundo objetivo : Mami ,reina de Barrio Norte. DANGER!!!, su alteza no solo se molesto terriblemente sino que insulto en todos los idiomas que conoce, porteño con tubérculo en boca e ingles aprendido en los Malls de Miami (sic).

Obviamente, nadie pudo pegar un ojo en las horas que nos llevo cruzar el Atlántico Norte, pero debemos rescatar que los mellizos van camino a convertirse en grandes tenores y que los principitos son serios candidatos a la correr la Maratón del 2030. Siempre hay que mirar el vaso lleno.

Al momento de aterrizar, y, mientras recogíamos nuestros trastros, la Sra caribeña tuvo la muy mala idea de dirigirse a Su Majestad diciendo :" Sus hijos no han dejado dormir al pasaje en toda la noche". Y alli... el escándalo, haciendo uso de sus facultades reales, Mami se despacho con un discurso que incluyo  denuncias al INADI por intentar coartar la futura carrera olímpica de los herederos al trono, a la  OEA por atentar contra una ciudadana miembro de la organización, a usar todas sus influencias con su prima séptima ,Doña Pato Bullrich, Emperatriz de la seguridad en Argentina e insigne mujer que, a lo largo de cuarenta anos en  puestos públicos , para 70 partidos diferentes nos ha demostrado con iN discutible coherencia,  que para nada sirve. 

Esto sucedido , la atonita Sra, pregunta a quien esto escribe, Asi se manejan las cosas por sus pagos?. Solo atine a darle una tímida sonrisa y marche rápidamente hacie el exterior, temiendo de que la proxima pregunta incluyera a D'elia, Octavis,  a las acciones de Shell de Aranguren, los piquetes, etc.

Cuestionario :

1 Existirá la posibilidad de que se creen vuelos para adultos trabajadores que van del aeropuerto al yugo?

2. Caso que esto no fuera posible, podran los padres hacerse cargo de los crios durante los vuelos, en vez de dormir el sueño de que nos privan?

 

Verdades incontrastables:

a) En los ingleses no se puede confiar, aunque se les reconoce que,  su hipócrita sonrisa suele ser encantadora.

b) Es preferible que las Mamis de Barrio Norte sigan estacionando en doble fila frente al Champa o al Bayard, por que aunque ilegal, es privilegio de los merecedores de la Orden de Biscayne Blv, a que se paseen por el mundo  haciendo notar lo mal que estamos en casi todo.